KARMELO BILBAINO - BODAS DE ORO y CAMBIO DE PÁRROCO

CELEBRACIONES EN EL KARMELO BILBAINO


A los 450 años de la FUNDACIÓN de las MADRES CARMELITAS en SALAMANCA por nuestra Santa Madre TERESA DE JESÚS, en nuestro Karmelo bilbaino, en Santutxu, hemos celebrado hoy 1 de noviembre de 2020, con ganas, sonrisas, buenos recuerdos y buenas perspectivas, varios eventos.


Por una parte las BODAS DE ORO SACERDOTALES del P. IGNACIO URRUTIA.


Nuestro compañero participó en la Celebración Diocesana de recuerdo y homenaje a los Sacerdotes que tenían Bodas de Plata, Oro, o Diamante, en la Catedral, el 4 de junio del presente. Esta celebración, muy importante dentro de la vida diocesana y eclesial, y una de las primeras concelebraciones importantes tras el confinamiento, ya se recordó a nivel diocesano y carmelitano.


Queríamos tener una Celebración doméstica, parroquial y comunitaria, de semejante aniversario. 50 años de Sacerdocio de un compañero, hábil para tareas discretas y de lujo, para hablar a todo tipo de público, sentar directrices claras y a la vez saber navegar entre aguas revueltas.


Y así ha sido la de hoy. La fecha de esta Fiesta de Todos los Santos y Santas de Dios coincide, además, con los 50 años de su Primera Misa, tenida en los Carmelitas de Santander, parroquia del Carmen y Santa Teresa. Bien a gusto recuerda nuestro querido Ignacio su primer periodo sacerdotal entre los cántabros. Un placer.


Por otra parte, el CAMBIO DE PÁRROCO en nuestra PARROQUIA DEL KARMELO.



Efectivamente, tras las orientaciones del Capítulo de los Carmelitas de la Provincia de San Joaquín, y el nombramiento realizado por el Sr. Obispo Don Mario Iceta, celebramos con ganas que nuestro querido P. Ignacio cede el relevo y la Iglesia se lo encomienda al P. FELIPE GÁRATE. Siguiendo la legislación canónica actual estamos ya acostumbrados a ver que los sacerdotes y obispos, al llegar ya a cierta edad, ponen sus cargos a disposición de sus superiores. Es también de agradecer que haya reemplazo, sobre todo cuando gracias a Dios seguiremos gozando de la actividad religiosa y sacerdotal del P. Ignacio.


Así pues, el P. FELIPE GÁRATE ha aceptado su nueva responsabilidad en la Iglesia, en esta Diócesis, y concretamente entre nosotros, en el Karmelo. Muy de agradecer su buena disponibilidad.


La Eucaristía de Bodas de Oro Sacerdotales y Cambio de Párroco ha sido presidida por nuestro P. Provincial, P. Lázaro Iparraguirre, concelebrada por los frailes de la comunidad, atendida por laicos y seguida por muchos feligreses y compañeros de distintos grupos parroquiales, así como por los asistentes habituales de la Misa dominical de 13 h. La desinfección de bancos, manillas, a la que ya nos tiene acostumbrados el Covid-19 ha sido realizada, como otros fines de semana, por un buen número de voluntarias. Nuestro agradecimiento a todas y todos.



En fin, para concluir, además de alguna fotografía, os ofrecemos tres textos:


1-. La homilía o reflexión del P. Provincial, centrada en la Palabra de Dios de la Fiesta de Todos los Santos y Santas de Dios, agradeciendo también la buena voluntad encontrada en unos y otros.


2-. Las palabras dichas por el P. Felipe Gárate, que además de proclamar la Buena Noticia del Evangelio de las Bienaventuranzas nos ha expresado sus sentimientos de agradecimiento, sensación de debilidad, búsqueda de solidaridad y Reino con la colaboración de todos, sacerdotes, religiosos y laicos.


3-. Las palabras del P. Ignacio Urrutia, quien nos ha informado de que en el confinamiento, concretamente el 19 de marzo, fiesta de S. José, se ha verificado el 50 aniversario del establecimiento de la parroquia en este templo carmelitano.


Demos gracias a Dios en este día solemne, por tanto. Pidamos perdón por el mal realizado en el pasado y el bien que hemos dejado sin hacer, por “omisión”. Pidamos aprecio por el presente, que gracias a frailes y laicos tiene tanto que ofrecer. Pidamos solidaridad, intercambio de perspectivas, colaboración mutua, para poder caminar en el futuro, “de bien en mejor”. Entre todos y todas. ESKERRIK ASKO.

Jon Aristondo.

1-. PALABRAS DEL P. PROVINCIAL

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS 2020 -- CELEBRACIÓN DE LOS 50 AÑOS DE SACERDOCIO DEL P. IGNACIO URRUTIA Y LA PRESENTACIÓN OFICIAL COMO PÁRROCO DEL P. FELIPE GARATE

  • La palabra con la que podemos iniciar hoy la homilía es la de ZORIONAK. Es la hora de felicitar a todos los que han alcanzado la meta y contemplamos santos en el cielo con Jesús. Y conjuntamente felicitamos a esta comunidad parroquial del Carmelo de Begoña por la fiesta que celebra por los cincuenta años de sacerdocio de quien ha sido durante tantos años su párroco y animador. Evidentemente, lo felicitamos a él por el don de Dios recibido hace cincuenta años. Y conjuntamente damos la bienvenida al nuevo párroco, el P. Felipe Garate.

  • TODOS LOS SANTOS es una fiesta entrañable, una de las más queridas por el pueblo de Dios. Una fiesta llena de LUZ y de OPTIMISMO. Es la hora de cambiar la dirección de nuestra mirada, apoyados en la palabra de Dios. Si miramos la sociedad y la vida de cada uno de nosotros, cunde el PESIMISMO. Si sabemos escuchar palabras como:

  • “Después miré y había una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y el Cordero, vestidos con vestiduras blancas”

  • “Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal cual es.”

  • … y tantas otras PALABRAS: NO TENGAS MIEDO, NO TEMAS….


  • LÓGICAMENTE, NO PODEMOS MÁS QUE SER OPTIMISTAS

La Liturgia de hoy nos hace contemplar que el destino de nuestras vidas y de la historia está en manos de Dios. Hoy celebramos con optimismo que así es. Vemos CULMINADA la obra creadora de Dios en el triunfo final.

Nos preguntamos qué es ser SANTO:

  • Ponemos ante nuestros ojos a los hombres y mujeres excepcionales, a aquellos que han sido capaces de grandes obras, grandes sacrificios y grandes milagros. Nos asombramos de su capacidad y del don de Dios que recibieron.

  • Pero la santidad no consiste sólo en eso, a decir de esta Liturgia de la Palabra. Jesús retrata en el evangelio al hombre y mujer SANTOS por excelencia. Son los que cumplen el sueño de las Bienaventuranzas.

  • Santidad como regalo De Dios, no conquista del hombre. Adquirido para todos por Cristo.

  • ACEPTACIÓN y VIVIR DESDE ESE DON.

  • Los santos son la fotografía del HOMBRE NUEVO querido por Jesús. Un hombre que está revestido de una serie de cualidades y virtudes, un hombre con unos valores que debemos entender bien. Son hombres que han terminado su recorrido, pero son también aquellos que viven entre nosotros, desconocidos, incluso puede que sin el nombre de cristiano, pero HOMBRES Y MUJERES SEGÚN EL ESPÍRITU DE LAS BIENAVENTURANZAS.

  • Las BIENAVENTURANZAS nos dibujan al hombre nuevo, inaugurado por Jesús. Un hombre que tiene un corazón en el que caben todas o algunas de las cualidades presentadas en el discurso del evangelio de hoy.

  • BIENVENTURADOS LOS POBRES: no lo es la POBREZA la bienaventuranza, sino el hombre de corazón pobre...TODO LO CONTRARIO DE PREPOTENTE Y VANIDOSO.

  • Y así el resto: MANSOS, LOS QUE LLORAN, LOS QUE TIENEN HAMBRE Y SED DE SER JUSTOS, LOS MISERICORDIOSOS, LOS LIMPIOS DE CORAZÓN, LOS PERSEGUIDOS, LOS CONSTRUCTORES DE PAZ….

ALGO O MUCHO de todo eso tiene que tener también el corazón del P. Ignacio Urrutia. Sus cincuenta años de sacerdocio nos hablan de cualidades evangélicas como el SERVICIO, la FIDELIDAD, la ENTREGA que no es flor de un día, la DOCILIDAD a Dios y a su comunidad parroquial para hacer la tarea siempre lo mejor posible. Todo ello constituye también una BIENAVENTURANZA, una que no está escrita, pero que es tan real como las demás. Su LEGADO principal es su TESTIMONIO. Aquí queda también para el nuevo párroco, de quien se puede decir otro tanto por sus muchos años de servicio a la Iglesia de Dios y a la Orden del Carmen.

Damos GRACIAS a Dios y ORAMOS por ellos. Que Dios COMPLETE en ellos la tarea de su SANTIDAD.

2-. PALABRAS DEL P. FELIPE GÁRATE


Lehengo nere esker ona Jaunari bakoitzaren bizitzako bideak bere argiagaz eta laguntzagaz eroaten beti ondoan dogulako.


En primer lugar doy gracias a Dios porque Él hace posible que nosotros podamos seguir sus caminos. Después mi agradecimiento al Padre Provincial que me ha propuesto para este servicio parroquial del Carmelo. También a la Comunidad del Carmelo que me ha aceptado como miembro suyo y como sucesor del párroco que me ha precedido. Finalmente este agradecimiento a vosotros, fieles de esta parroquia, que en este momento me tomáis como vuestro párroco.


La elección de un servidor para ser párroco del Carmelo ha sido una gracia y un honor para mí. Ha sido por la presentación del provincial, aquí presente. Esta elección es para el servicio y cuidado de esta comunidad cristiana, la cual nos confía el Obispo a uno de la Comunidad de religiosos carmelitas del Carmelo. Así pues, el nombramiento ha sido hecho de esta manera y para la finalidad de vivir en la fe para ser fieles a Jesús y su Evangelio.


Nuestras tareas o desafíos más significativos ahora serán las tareas que vienen marcadas ya por las directrices y planes que da el Obispo y asumimos los sacerdotes y miembros de la comunidad de la Iglesia.


Pero todos los planes o fines tienen un único fin principal. Es decir, el compromiso de la comunidad siempre es la fidelidad a Jesucristo, el único a quien seguimos, pues el Padre nos lo ha confiado y en él somos, vivimos y existimos, dice San Pablo, o también Él es el camino, la verdad y la vida, como nos recuerda San Juan.


Este seguimiento requerirá de nosotros una disponibilidad, una fe, una esperanza, fortalecidas por la unión de corazones en la caridad, animados por su Espíritu Santo.


Entre todos hemos de concretizar en nuestras vidas ese seguimiento a Jesús de Nazaret.


Por Él y con María nuestra Madre queremos, entre todos, servir ahora a la Iglesia de Bizkaia, a la Diócesis de Bilbao, con sencillez y humildad, en la alegre confianza que ponemos en sus manos, para ser una comunidad parroquial variada en su desarrollo espiritual, en su apostolado y testimonio evangélico. Esta parroquia que está formada por religiosos carmelitas, por seglares muy unidos a esta iglesia, por tantas almas que han tomado parte y que siguen manteniendo su colaboración y vida de esta parroquia.


Muchas gracias por tanto al Padre Provincial, al párroco anterior que me cede el puesto, a la comunidad del Carmelo por haberme presentado y elegido y aceptado como párroco de esta comunidad de iglesia del Carmelo de Begoña.

Que podamos vivir el amor y la unidad en una fraternidad sincera y cordial. Así sea.


3-. PALABRAS DEL P. IGNACIO URRUTIA


En primer lugar, como este año, con la pandemia, nos vemos forzados a celebrar todos los acontecimientos en tono menor y con mucha sencillez, o a dejar para más tarde en espera de tiempos mejores, sin embargo como Párroco que he sido durante muchos años quiero recordar una fecha importante para esta Parroquia. Este año se cumplen los 50 años de la creación de la Parroquia. Fue el 19 de marzo, fiesta de San José, del año 1970. Era Administrador Apostólico de la Diócesis Monseñor Cirarda, y el primer párroco fue el padre Máximo Beobide, muy recordado por todos.


En esa fecha yo, después de terminar la carrera, estaba en la comunidad de Santander como diácono, y el año 1971 fui llamado para incorporarme a esta parroquia del Carmelo de Begoña, que he presidido desde febrero del año 1976. Mi nombramiento lleva la firma de Monseñor Añoveros. Pensábamos celebrar esta efemérides el día de San José y en la Novena a la Virgen del Carmen, pero nos cogió confinados. Como no sabemos hasta cuándo durará esta situación actual, yo, al menos, quiero evocar estas Bodas de Oro de la Parroquia del Carmelo de Begoña, fecha en la que esté convento-santuario del Carmelo de Begoña, que había escrito páginas gloriosas en la pastoral, en el culto mariano a la Virgen del Carmen, y en la labor cultural en este Santutxu-Begoña-Bilbao, se incorporó al ministerio parroquial de nuestra Diócesis. Bodas de Oro de la Parroquia.


Por otra parte quiero también recordarme a mí mismo y a vosotros que este año estoy celebrando las Bodas de Oro de mi Sacerdocio. Fui ordenado Sacerdote el año 1970. Celebré con la Diócesis el día 4 de junio, fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, en la Catedral donde también renovamos las Promesas Sacerdotales que tampoco se habían podido renovar el Jueves Santo como era costumbre.


Pero la fecha exacta de mi ordenación fue el domingo 18 de octubre, hace dos semanas. Fui ordenado en la iglesia parroquial de Apotzaga (Eskoriatza) por Monseñor Ignacio Larrañaga, obispo capuchino, por orden del Obispo de San Sebastián Monseñor Jacinto Argaya.


Y hoy, 1 de noviembre, fiesta de Todos los Santos, se cumplen los 50 años de mi Primera Misa en la iglesia de los Padres Carmelitas de Santander donde yo estaba cuando fui ordenado Sacerdote.


Así que tengo motivos sobrados para una acción de gracias al Señor por todo, porque todo es gracia de Dios: por los 50 años de la parroquia, por mis bodas de oro sacerdotales, por los 50 años también de la primera misa, y también por este relevo que celebramos hoy, que me recuerda que el tiempo pasa y que con el tiempo pasamos nosotros, porque lo nuestro es pasar. Gracias a Dios, y gracias a todos.


Respecto del nuevo párroco, el padre Felipe Gárate, “que le acojáis con cariño, que colaboréis con él porque la Iglesia la formamos todos, y que le tratéis como me habéis tratado a mí”. No quería decir esto remedando a los Obispos cuando son sustituidos y de cara al que viene, pero queda dicho. Y deseo que así sea. Y gracias.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

© 2020 Carmelitas Descalzos de la Provincia de San Joaquín de Navarra