“FIESTA DE LOS ABUELOS DEL SEÑOR JESÚS 2017”

“FIESTA DE LOS ABUELOS DEL SEÑOR JESÚS 2017”

Un año más San Joaquín y Santa Ana, padres de María y abuelos de Jesús, han reunido a los Carmelitas Descalzos de la Provincia de San Joaquín de Navarra, para celebrar su fiesta, para traer a nosotros su recuerdo y agradecer a Dios por ellos.

Un año más, ha sido designada como “abuela del año” a una hermana de nuestra familia, “Juani”, abuela de dos nietos, veterana en la Orden del Carmelo Descalzo Seglar y joven de corazón.

A las 12:00 horas del 26 de julio, en la iglesia de Santa Ana de los descalzos en Pamplona, se iniciaba la Eucaristía, para celebrar junto a Jesús tanta fiesta. Presidida por el Provincial de la Provincia, el P. Luis Aróstegui, acompañado por el P. Ángel Santesteban -, P. Antonio Sagardoy que reside en Austria y los de la comunidad PP. Calisto, José ( India) y Antonio Viguri. Al órgano el P, Martín con su coro y en el confesonario el P. Ildefonso y, además, desde la tribuna el P. Alfredo con su enfermedad.

El P. Luis nos ha acercado a la figura de los santos de la fiesta y a través de ellos a nuestros mayores del presente y del pasado desde el agradecimiento por todo lo que nos han enseñado y por estar celebrando, en realidad, la fiesta de hombres y mujeres de bien.

La devoción a santa Ana data del siglo VI, fundando en Constantinopla una basílica, testimonio de la querencia a esta santa en oriente medio que después llegará hasta occidente. La devoción a san Joaquín es bastante posterior. Data del siglo XIV con su apogeo en el siglo XVI que pasará a calendarios y celebraciones en la iglesia de Roma y oriente.

Por su parte, es bonito el afecto de nuestra Provincia a estos dos santos, así contemplamos como la iglesia de los carmelitas en Pamplona, desde donde se expandió la obra de Dios en Teresa en el Norte, es de Santa Ana y la Provincia resultante de este proceso de expansión es de san Joaquín, quien tiene en la iglesia de Pamplona una capilla destacada junto a la virgen Maria, unidos de la mano y con la mirada, trasmitiéndonos ese deseo de nuestros mayores de enseñarnos ese camino de bien. Todo un privilegio poder vivir hoy nuestra familia carmelita desde el agradecimiento a la familia con mayúsculas, la de Jesús en su aventura humana.

Desde la Palabra y enseñanza del P Luis, se ha vivido ese agradecimiento que debemos a nuestros antepasados. El Nuevo Testamento es agradecimiento y plenitud del Antiguo, es la realización perfecta de la revelación de Dios a través de su Hijo, quien nos dice “todos viven”.

Terminada la Eucaristía, el padre Luis ha entregado a nuestra hermana “Juani”, un diploma en recuerdo de esta fiesta y a continuación felicitaciones y el necesario reportaje fotográfico para que no se nos borre el recuerdo de este día y de su significado.

No puede terminar una buena fiesta si no se hace alrededor de una mesa y así lo hemos hecho en un restaurante cercano al convento. 12 hermanos de la OCDS hemos podido acudir a la comida a la que se ha unido en los cafés Maribel y el padre Antonio Viguri. También hemos tenido muy presentes a aquellos que por su enfermedad u otra circunstancia no han podido acompañarnos.

Ha sido en la comida cuando nuestra Presidenta Marina ha entregado a Juani una orquídea con flores blancas, color que en las flores representa la inocencia, pureza y transparencia. Los que tenéis la suerte de conocer a Juani, estaréis conmigo que esos adjetivos le sientan muy bien.

Terminó la fiesta pero quedan en nosotros los recuerdos, el agradecimiento…, en definitiva, el deseo de ser hombres y mujeres de bien.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

© 2020 Carmelitas Descalzos de la Provincia de San Joaquín de Navarra