July 15, 2019

Please reload

Entradas recientes

Programa de actividades de la Casa de Espiritualidad de Larrea 2019

December 6, 2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Hna. Benedicta - Profesión en Pamplona

10/05/2017

 

 

Ofrecemos hoy el relato de la Profesión Solemne de la Hna. Benedicta Bautista del Agua Viva  (Patricia González Galíndez), en la Comunidad de Madres Carmelitas de Pamplona, que se celebró el 27 de abril a las 18:00 h. Más abajo un testimonio vocacional redactado por ella misma unas semanas antes.

 

+

Jesús, José y María.

 

Aquí va, Padre Aristondo y hermanos todos en Cristo Jesús, un recuerdo de mi Profesión Solemne. Después de haber bajado del Tabor y estando ya en Jerusalén.

 

El 27 de abril a las 18:00 hice mi Profesión Solemne, por la Misericordia de Dios hoy soy su esposa para siempre. Parecía que había profesado ya del punto de la mañana: Jesús y las hermanas se encargaron de ello y muy bien. La ceremonia fue preparada con mucho esmero en todos los aspectos. La iglesia estaba preciosa, muy bien adornada con flores. El coro estuvo espléndido. Además,  un canto sorpresa después de la Comunión y una jota muy bonita a la Virgen de Roncesvalles. Celebró el obispo auxiliar don Juan Antonio. La homilía fue estupenda, verdaderamente es un regalo inmenso el que una nada miserable sea esposa del que es la misma Misericordia. Soy sumamente feliz de serlo, de saberme amada hasta lo más miserable que hay en mí que conozco ya y que aún no conozco. La iglesia se llenó de gente: familiares, amigos, conocidos… Estoy sumamente agradecida a todos por el esfuerzo que supuso el venir a acompañarme, a rezar por mí, el cariño que me mostraron. Y a los que no pudieron venir físicamente también les agradezco enormemente el hacerlo espiritualmente, y el rezar por mí. Durante la ceremonia y antes pude recogerme y vivir de veras lo que es el paso más importante que voy a dar nunca en la vida.

 

Fue verdaderamente un momento único en el que se afirmó en mí el deseo de vivir para siempre como esposa de Jesús, creciendo día a día en la humildad y transmitiendo Su Vida por toda la Iglesia desde la oración, el negar mi voluntad, la vida oculta en la clausura, siendo así testigo del Dios Vivo.

 

(Hasta aquí la descripción de la Celebración. Sigue el testimonio vocacional.)

 

 

“¿Cómo tú siendo judío

me pides de beber a mí que soy samaritana?"

 

JESÚS, que no desconocía mis huesos, me llamó para ser sólo suya. Hace 6 años me lo hizo conocer y hace casi 4 años y medio que vivo en el Carmelo. Tengo por muy cierto que hay millones de chicas mejores que podrían cumplir mucho mejor que yo esta misión de orar, de vivir en intimidad con Dios en beneficio de la Iglesia. Pero Jesús, porque quiso, me eligió, a mí que antes era enemiga suya por vivir en el pecado, me rescató de mis egoísmos, de la maldición de vivir para mí misma y me bendijo con esta bendición: vivir para el que me ama sin medida.

 

Hoy soy feliz; desde que le respondí que sí, que lo que Él quiera se haga en mí, soy feliz. El 27 de abril a las 18:00 haré mi Profesión Solemne en este Carmelo de San José de Pamplona, es decir renovaré el sí a mi Jesús para siempre.

 

Cuando entré tenía una idea del Carmelo y de la santidad que el Señor se ha encargado de mostrarme en qué erraba y en qué acertaba. ¡Es un regalo inmenso el encontrarLe a Él en medio de la soledad a la que me llama y en la vida de comunidad!

 

Escribo esto porque sé lo que es sentirse llamado o llamada y verse bastante solo aunque parezca que no lo estás. De verdad que merece la pena tirarse al vacío de la confianza total y ciega en Jesús, siempre. Merece la pena entregar la vida por su Reino.

 

Hoy me sé madre feliz de hijos, madre espiritual de los hijos de la Iglesia. En la oración, en el negarme lo que me apetece por hacer lo que a Él le agrada; en fin: en amar a Dios sobre todas las cosas y a los hermanos como a mí misma encuentro mi felicidad. Desde el Carmelo llevo el Amor de Dios hasta los confines del mundo. ¿Qué mayor misión que esta?

 

Os ruego recéis por esta pecadora, para que sea de verdad lo que tengo que ser: el hijo mayor (la hija en mi caso) en la casa del Padre que espera con el mismo Corazón del Padre al hijo pródigo.

 

Hna. Benedicta

 

 

 

 

Please reload

Please reload