July 15, 2019

Please reload

Entradas recientes

Programa de actividades de la Casa de Espiritualidad de Larrea 2019

December 6, 2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

ARUL y DANIEL - TESTIMONIO VOCACIONAL en VITORIA, convocados por el Sr. OBISPO

25/10/2016

En el contexto del domingo del DOMUND

(ayer, 23 de octubre)

el Sr. Obispo de Vitoria, Don Juan Carlos Elizalde,

invitó a nuestros compañeros Daniel y Arul

ha exponer su testimonio vocacional

en la iglesia de San Miguel

de la capital alavesa,

donde todos los domingos por la tarde tiene

una Eucaristía especial para familias y jóvenes.

 Mientras nos alegramos por la ocasión

y buena participación de los nuestros,

os exponemos aquí sus testimonios.

 

 

ISAAC ARULSAMY

Mis queridos hermanos y hermanas en Jesucristo,

¡Muy buenas tardes a todos!

Mi nombre es P. Arul (en español, “Juan”). Soy del pueblo llamado Madurampattu, en el estado de Tamil Nadu, sur de la India. Me presento ante ustedes para expresar mi experiencia de fe cristiana y sus grandes glorias, que se transmite de generación en generación hasta el último rincón del mundo.

Tal como se entiende en esta tierra, la India es un país antiguo, en el que siempre ha habido religiosidad. La principal religión que sobrevive en la India, se llama el hinduismo. Incluso hoy en día, en nuestra tierra, muchos cristianos se enfrentan a  obstáculos para expresar su fe, debido a sus situaciones sociales, políticas y económicas. Yo mismo, he trabajado entre ellos durante siete años y ha compartido su vida de sufrimiento para expresar libremente su amor hacia Jesús y su Padre celestial. La misma presencia de mí mismo en España, es el resultado de mi voz interior a especializarse en la Biblia, para que pueda tomar la buena nueva a los pobres de los pobres, con la experiencia auténtica y experiencia de fe indudable.

La semilla de la fe en Jesús, fue mostrado por Santo Tomás Apóstol, y alimentada por San Francisco Javier. Hoy en día la Iglesia de la India se erige como una mayor esperanza para el pueblo santo, como futuros santos como Alphonse, Teresa de Calcuta, etc.

La palabra de Dios, y de la santa misa, son muy importantes en la vida de un cristiano. Sumado a esto, en nuestra tierra nos encontramos de San. Antonio de Padua, Santa Teresa del Niño Jesús, y Nuestra Señora de la Salud. A pesar de que nuestro pueblo está bajo las garras de la pobreza, la ignorancia y la discriminación social, Jesús se destaca como un buen pastor, amigo y un miembro de la familia en todas nuestras casas.

Este es mi mensaje sencillo a todos ustedes, de la tierra de lejos de aquí, y algo diferente de su cultura, el idioma, la comida y el clima que Jesús es amar a todos los hombres y mujeres de este mundo, siempre y cuando sentimos que todos son hijos de Dios. Al final, expreso mi sincero agradecimiento a nuestro querido Obispo, por concedernos, un tiempo tan precioso con ustedes. Que Dios nos bendiga a todos. Gracias y amén.

 

 

 

DANIEL PATHIANATHAN

Mis queridos hermanos y hermanas en Jesucristo

Estoy inmensamente feliz de vivir aquí en España con ustedes. Soy P. Daniel Pathianathan de la orden de los Carmelitas Descalzos. Yo soy de la India. Soy sacerdote religioso carmelita. Ahora estoy estudiando aquí, en nuestra Facultad de Teología de Vitoria. Estoy muy contento con el servicio al Nuestro Señor Jesús. Dios me ha llamado a anunciar la buena noticia a todo el mundo.

En el Evangelio de San Juan, Jesús nos dice: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.” Jesús es el único camino para alcanzar la salvación. Así que he dedicado toda mi vida a predicar el Evangelio a todos los seres humanos.

Estamos en busca de la felicidad. En el mundo hay muchas maneras de ser feliz. Buscamos el dinero, la riqueza, la educación, los amigos, la satisfacción física y muchas otras cosas para ser felices y para ser satisfechas. Pero la verdadera satisfacción nunca llega a nuestra vida. La primera y única satisfacción es Jesús.

Santa Teresa de Jesús solía decir que “sólo Dios basta”. No quiero nada más. Ese debería ser nuestro deseo también. El mundo nos va a engañar, pero nuestro Señor Jesús nunca nos va a engañar. Jesús nunca nos falla. Busquemos la protección de la Virgen María y por María podemos ir a Jesús.

En este día de alegría estoy muy feliz de estar con todos ustedes. En esta ocasión doy gracias al Dios Todopoderoso por llamarme a ser su instrumento para predicar la buena nueva.

Y agradezco a nuestro querido obispo y al párroco por darme la oportunidad de conocer a todos ustedes y para dar un testimonio de mi fe y de mi vocación.

Muchas gracias a todos ustedes

Please reload

Please reload